Noticias

  • Inicio
  • /
  • Noticias
  • /
  • 2021
  • /
  • ACADAR lleva a cabo una investigación sobre el uso de las TIC tras lo impacto de la COVID19 dirigida la mujeres con discapacidad.
14/07/2021 12:16:29
  • 2021

Es innegable que la excepcional situación generada por la pandemia de la COVID19 está dejando una gran huella en cada persona. Este acontecimiento puso de manifiesto, aun más, las distintas barreras que las mujeres con discapacidad se encuentran en su día a día. Por una parte, el propio riesgo que supone la COVID19 para la salud y la integridad de las mujeres con discapacidad, junto con las situaciones de angustia, miedo y estrés que la incertidumbre sobre la enfermedad y posible contagio acarrea. Por otra parte y unido a la pandemia, los meses de confinamiento en 2020 y las diversas restricciones posteriores, provocaron que la mayor parte de la sociedad incrementaran el uso de las tecnologías tanto para teletrabajar, para estudiar y formarse, para mantener el contacto con otras personas, o como realizar compras, pagos u otro tipo de gestiones de carácter administrativo.

El confinamiento no solo abrió un mundo de posibilidades, si no que acrecentó la brecha digital existente, ya que una gran parte de la sociedad, sobre todo mujeres con discapacidad, quedaron totalmente aisladas respetco al resto de las personas, ya fuera por desconocimiento del empleo de las TIC o por la zona geográfica en la que residen, lo cual también puede suponer en cierta manera un obstáculo para el desarrollo con las nuevas tecnologías debido a una menor infraestructura.

No podemos olvidar que la pandemia obligó a muchas mujeres a quedar encerradas en sus viviendas con sus agresores, agravando las situaciones de violencia y poniendo en serio peligro su integridad, con la dificultad añadida de no solo no poder salir sino también no poder pedir ayuda.

La COVID19 significó un importante problema económico para la sociedad en general, obligando a cerrar muchos negocios y dejando a mucha gente en una situación muy precaria. Para las mujeres con discapacidad esto no fue menos, ya que durante cierto período de tiempo el acceso al empleo y la diferentes recursos se vio paralizado cuando ya antes de la pandemia era una situación difícil.

Por todo esto, es necesario conocer la nueva realidad que nos deja la COVID19, evidenciando una inmensa brecha digital que compromete la calidad de vida de las mujeres con discapacidad, dificultando el acceso al empleo, a la educación, al ocio y a los distintos recursos que por su situación de discapacidad tienen derecho. De este modo, conociendo el alcance real de este impacto, se podrán definir medidas y acciones adaptadas a las necesidades reales de las mujeres y minimizar esa brecha digital garantizando la igualdad real de oportunidades.

Para colaborar en este estudio puedes clicar aquí